martes, 21 de febrero de 2012

Amarte para amar...

Hace algunos días, escuché a una persona decir: "ya no podré rehacer mi vida"; una mujer de 53 años quien ha pasado la mayor parte de ella siendo hija, esposa, madre y ahora abuela.
Me hizo pensar en cómo me siento yo en estos momentos y en porqué ella decía tal cosa. Me di cuenta de que muchísimas mujeres pasan la mayor parte de su vida tratando de agradar a los demás, de hacer lo mejor posible su rol de hija, esposa, madre o abuela; pero que en escasos momentos piensan en ellas como personas, como mujeres.
Muchas veces hemos escuchado que para poder amar debemos amarnos primero;  amarnos implica aceptarnos con muestras debilidades y nuestras fortalezas, con nuestros defectos y nuestras virtudes, tener sueños, tener metas y luchar por alcanzarlas; realizarnos en lo que más deseemos, estar satisfechas con lo que hacemos y poseemos; estar con quien estemos por que así lo decidimos, no por que la vida nos llevó a estar allí o porque pensemos que es lo que nos merecemos.
Aceptarnos implica, gustarnos físicamente (dificilísimo para muchas mujeres); apreciar y encontrarle sentido a cada una de las partes de nuestro cuerpo; porque están ahí por alguna razón; muchas veces, por genética; y que más que intentar cambiarlas, debemos intentar amarlas.
Todas las mujeres tenemos la más hermosa de las características; ser mujer; y aún cuando las circunstancias que hayamos vivido nos provoquen, en ocasiones, renegar de ésta condición, es un verdadero privilegio que debemos valorar.
A medida que nos aceptemos, aceptaremos a los demás; a medida que nos gustemos, los demás nos gustarán; a medida que nos conozcamos, conoceremos a los demás; a medida que nos amemos, amaremos a los demás.
les comparto este video como un excelente ejemplo de amor propio. Saludos.


http://www.youtube.com/watch?v=k_qMFLfmvVE

martes, 6 de diciembre de 2011

Lo que no decimos, lo actuamos.

El lenguaje corporal es el 80% de nuestra comunicación. Incluso aquello que no hablamos, lo decimos con nuestra postura, nuestros gestos, nuestra mirada, el cómo nos sentamos, donde colocamos las manos, etc.

Todo el tiempo estamos enviando información con nuestra conducta verbal; a nuestros amigos, nuestra pareja, nuestros compañeros de trabajo, nuestros hijos, etc. La importancia de este aspecto es relevante ya que es común caer en la incongruencia entre lo que decimos y lo que actuamos (situación frecuente en el género femenino).

Los seres humanos somos objetos de observación constante; además, nuestra conducta resulta interesante y desafiante al intentar descifrarla. La habilidad de percibir o de entender el actuar de las personas es obligación de nosotros los psicólogos; pero los invito a que intenten descifrar, con solo observar, porqué alguien cercano a ustedes se comporta como lo hace; si no lo logran, al menos se entretendrán mucho.

video
Les dejo un video en el que encontrarán una explicación científica de la comunicación no verbal.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Comunicación con nuestros hijos...

¿Cuánto tiempo consideran que pasan platicando con sus hijos?, ¿1 hora?, ¿2 horas?, ¿cuánto? Piensen.


El día de hoy se llevo a cabo un taller acerca del Acoso Escolar (Bullying) en la escuela donde trabajo, dirigido a los alumnos de secundaria. Al hacerles la pregunta, el 90% de los alumnos respondieron que media hora es el tiempo que pasan platicando con sus papás. O sea, lo que dura el recorrido de casa a la escuela y de escuela a casa, tal vez.


El Bullying es cualquier agresión física, sexual, verbal o psicológica que un joven recibe de otro u otros jóvenes. Y es una realidad en las escuelas en México. Muchas instituciones educativas cuentan con personal capacitado formado por profesores, psicologos, asesores de disciplina, etc; pero esto no sirve de mucho si en casa no hay comunicación.


Cuando un alumno es victima de Bullying, siempre es un joven cuya familia es disfuncional; la disfuncionalidad es cuando algo no funciona correctamente, una familia es un sistema abierto, se alimenta del exterior de lo que sucede fuera de ella, cada miembro es un sistema abierto a su vez, que se alimenta, también, del exterior; cuando un miembro de la familia no funciona correctamente, toda la familia se afecta; es como cuando a nuestro automóvil se le poncha una llanta, o se descompone el radiador; se afecta su funcionamiento, es decir, no funciona correctamente si una pieza está dañada; es lo mismo en la familia.


El 100% de la estabilidad emocional de nuestros hijos se basa en la convivencia familiar; la comunicación, el afecto, la confianza, las reglas, los límites, el ejemplo, etc, son los pilares de la autoconfianza en nuestros hijos. Los jóvenes hostigadores, los que ejercen el Bullying, son también jóvenes carentes de afecto, que se comunican poco con sus padres, a quienes no les ponen reglas en casa, quienes observan actitudes en los padres; ser victima o victimario, es una forma de pedir "auxilio", de llamar la atención, de gritar "aqui estoy y necesito tu apoyo".


Los invito a que hagamos una introyección, revisemos el tiempo que invertimos en conocer a nuestros hijos, en escucharlos, en compartir con ellos las cosas que nos pasan, nuestras metas, nuestros logros, nuestros fracasos, a recordar que ellos están aquí porque nosotros lo decidimos; lo mínimo que podemos hacer por ellos, es amarlos y demostrárselos.


Espero sus comentarios.

jueves, 10 de noviembre de 2011

De nuevo las actitudes.

El trabajar con jóvenes de secundaria y preparatoria puede resultar muy aleccionador, a parte de gratificante. Es muy difícil en ocasiones que los padres de familia acepten que las actitudes de los hijos, en gran medida, son únicamente una repetición de lo que ellos mismos hacen. Por supuesto esto no es fácil de aceptar.


Los padres tenemos rechazo hacia muchas conductas de los hijos, y buscamos que sean modificadas con o sin la ayuda de otros; pero, ¿nos detenemos a analizar aquellas conductas que nosotros mismos debemos modificar?, dificilmente. Sin temor a equivocarme, y por que lo he comprobado muchas veces, todo aquello que los hijos hacen, dicen, como hablan, el tono de voz que utilizan, la forma como se dirigen a los demás, etc., es repetición de lo que nosotros mismos, como padres, hacemos.


Definitivamente no siempre es malo; lo positivo también es imitable por ellos; pero definitivamente si somos un patrón a seguir; así que pongamos atención en nuestra actitud; si queremos que ellos tengan una correcta.


Les dejo un video que me compartió una de mis ex alumnas de Psicología y muy querida ahijada y amiga.

Recuerden, anden por la vida con una sonrisa y traten a la gente de forma amable, sus hijos los observan.

martes, 25 de octubre de 2011

Actitud

Algo que me gusta comentar, e intento tratar de practicar todo el tiempo, es lo importante e impactante que una actitud positiva nos puede provocar si la permanecemos en nosotros y en todo lo que nos sucede y hacemos.


Actitud significa: "evaluación relativamente duradera y general de un objeto, persona, grupo, tema o concepto en una escala que va de negativa a positiva" (APA Diccionario Conciso de Psicología). En otras palabras, es la forma en la que nos comportamos o reaccionamos ante los sucesos de la vida diaria. 


Cualquier pequeño evento sucedido en el día, puede afectar nuestra vida de manera positiva o negativa, dependiendo de cómo actuemos ante él; lo mejor (o peor?)...cualquier reacción que tengamos, positiva o negativa, ante lo que otra persona nos pregunte, comente, o haga...puede resultar impactante para el otro.


Algo tan sencillo como un saludo, una sonrisa, un "gracias", etc...puede hacer la diferencia y derivar en algo grandioso. Los seres humanos estamos permanentemente interactuando con las personas que nos rodean ...en el trabajo, en la escuela, en la familia, hasta en la fila del super o de las tortillas...todo eso son relaciones humanas...en las que estamos inmersos todo el día, todos los días...sin que nos demos cuenta.


Ni qué decir de la manera en cómo procesemos las grandes tragedias de nuestras vidas; la diferencia entre una recuperación rápida o no está en la actitud.




Les dejo un video (que me encanta) en el que podrán observar en mucho lo que trato de transmitir en este texto. Saludos; me gustaría leer sus comentarios.

domingo, 23 de octubre de 2011

¿ Somos influenciables?

La conducta del ser humano es, a mi juicio, el fenómeno más digno de observación y análisis. El objetivo de la psicología es estudiar al ser humano, precisamente.Todo lo que sucede en el ambiente afecta de alguna manera a las personas; en algunos el impacto es más notable, en otros puede casi pasar desapercibido; pero afecta. Entre más intenso sea el acontecimiento, el impacto provocado también lo es. Recuerdan donde estaban o qué hacían cuando el ataque a las torres gemelas?; en mayor o menor medida fue un acontecimiento que marco a muchos, si no es que a toda la humanidad. Así, cualquier situación que ocurra en nuestro día a día, puede modificar nuestra actitud para bien o para mal; incluso un saludo, un accidente, algo agradable; etc, así de fáciles somos los seres humanos. 


Los sucesos ocurridos en el mundo pueden provocar en las personas cambios de paradigmas y por lo tanto de conductas; a esto se le llama Impacto Social; ejemplo de ello Marthin Luther King y su "tengo un sueño"...un ideal propio de que, en una época de racismo al máximo, blancos y negros convivieran como hermanos. Su filosofía impactó tanto que provocó que una mujer negra se sublevara en un autobús y se negara a dejar su asiento para que se sentara un blanco; esto desencadenó una serie de distirbuios que fueron el inicio de la abolición de la desigualdad.


Personajes de la magnitud de Luther King abundan en la historia de la humanidad; ellos lograron un cambio radical en el ser humano; ellos impactaron a la sociedad; influenciaron a la máquina más compleja que existe en la tierra...el hombre.



sábado, 22 de octubre de 2011

Bienvenida.

Hola:
Inicio con ésta herramienta con la intención de ser útil con mi apoyo para las personas que lo consideren así. Soy Psicóloga y mi trabajo se relaciona directamente con adolescentes y adultos, principalmente jóvenes y padres de familia.
Soy madre también y esto me ha servido en mucho como apoyo en mi trabajo.
La orientación y counseling (consejería) es una actividad cotidianamente utilizada; todos tenemos un mejor amigo o amiga, una hermana, un hermano, etc., que funge como una persona especial a quien recurrimos. Sin embargo a veces, por temor a la crítica, nos abstenemos de preguntar o comentar algunas cosas; sobre todo en los jovenes, siempre recomiendo confiar en alguien adulto, que de ser mejor pueden ser sus padres, pero si no es posible, tener cerca alguien adulto que los pueda orientar.
Esa es la intención de este espacio; ofrecer esa orientación que todos necesitamos en algún momento y; porqué no?...un espacio en donde desahogarse.
Saludos y espero me acompañen en ésta nueva experiencia.
Psic. Beatriz Guadalupe Maza Pérez M. Ed.